Cómo montar un home office en unos sencillos pasos

¿Trabajas desde casa y no encuentras el espacio adecuado? En este post te vamos a contar unos sencillos pasos para que montes tu home office de manera muy sencilla y eficaz. Si consideras que tu ambiente de trabajo está lleno de distracciones y te cuesta mucho concentrarte, únicamente tienes que seguir estos sencillos pasos para crear el ambiente adecuado para tu zona de trabajo, dándole un toque personal.

1- Buscar una zona con mucha iluminación

  Lo primero y casi lo más importante, es elegir el lugar donde desempeñar tu trabajo, por eso es importante que entre luz natural, no necesitas que toda la estancia sea luminosa, pero sí que al menos tenga una zona bien iluminada. Esto dependerá del trabajo que vayas a desempeñar, por ejemplo, no es lo mismo trabajar con un ordenador, que pintar, hacer trabajos manuales, escribir.. etc. Si trabajas con ordenador, tienes que orientarlo en sentido contrario, para evitar que te deslumbre la luz del sol y pueda verse interrumpida tu labor.   Otra de formas para evitar que la luz del sol te deslumbre y no te deje ver de manera correcta la pantalla del ordenador, es poner estores en tus ventanas, con esto permites que la luz del sol entre, pero evitando el deslumbramiento, además evitas que los rayos UV dañen los muebles.    Si quieres más información sobre los tipos de estores, te lo contamos en este post.    

2- Invierte en una buena silla y mesa   Otro de los puntos que se ha de tener en cuenta, es la inversión en una buena silla y escritorio, tenemos que tomarnos nuestro tiempo en la elección de estas dos herramientas ya que pasaremos muchas horas sentados en ella. Preferiblemente con brazos y regulable a la altura. En cuanto al escritorio, tiene que tener la altura adecuada, la pantalla del ordenador tiene que estar a la altura de los ojos.     

3- Renovar el aire

  Lo mejor es tener un espacio donde circule el aire, evitar así que se almacenen olores.Una buena calidad del aire te ayudará a mantener la concentración por más tiempo.    

4-  Libera y limpia tu espacio de trabajo. 

  Intenta tener todo organizado, sabemos que el escritorio se puede llenar muy fácilmente de aparatos y papeles, como esto no se puede evitar, al menos tenerlos todos en una misma zona, para evitar distracciones y tener una cierta organización. Mantén tu espacio limpio, al tener tantas cosas en la mesa, es probable que generen mucho polvo, así que lo ideal es que se mantenga todo lo más limpio posible, de esta forma fomentaremos la concentración.   

5- Pon plantas por la zona

Las plantas funcionan como fábricas de oxígeno que eliminan la concentración de gases nocivos en el ambiente, claro está que hay que ventilar la zona diariamente, y esto es lo más efectivo, pero las plantas ayudan a mejorar el ambiente y además de decorar nuestro lugar de trabajo.  

6- Evita tener distracciones

Esto es todo un proceso de adaptación, durante los primeros días, es posible que tardes en adaptarse a tu nuevo entorno, por eso debes evitar en la medida de lo posible, tener tu lugar de trabajo cerca de la televisión o sofá, para evitar tentaciones. También es importante evitar los ruidos de los vecinos o de las personas que conviven contigo.        Sigue estos sencillos pasos y crearás un espacio de trabajo idóneo, muy cómodo para poder desempeñar de manera eficaz tu trabajo.  Si quieres más ideas como esta, no te olvides de seguirnos para no perderte ningún post.   

 

 
contacta por whatsapp